lunes, 16 de julio de 2018

CÓMO DETECTAR NIÑOS CON ALTAS CAPACIDADES

En este blog nos hemos referido en más de una ocasión al fracaso escolar. Efectivamente hay señales inequívocas de que nuestro alumno puede retrasarse en el aprendizaje por diversas causas; pero, de entre todas, casi nadie repara en que el niño pueda ser "superdotado", y que hoy se les conoce como niños con altas capacidades. ¿Qué características y/o cualidades poseen estos niños? ¿Cómo detectarlo? ¿Qué hacer cuando un niño cuenta con un cociente intelectual muy por encima de la media para su edad?

Tener en el aula niños con altas capacidades no es ningún problema si sabemos detectarlo a tiempo o bien las familias nos avisan de ciertas señales que los niños puedan manifestar. Por ello resulta crucial que la familia y los profesionales de la docencia -incluso, sobre todo, en las primeras etapas- estén alertas ante signos. Éstos suelen ser comunes en niños con altas capacidades. En las guarderías y/o jardines de infancia los profesionales deben saber que podemos estar con niños superdotados si son capaces, y entre otras cosas, de hacer puzzles de 20 pìezas con dos años; si son capaces de controlar sus esfínteres a dicha edad y/o son capaces de mantener conversaciones con un amplio vocabulario y fluido para su edad. De manera mucho más precoz si el niño fuese capaz de levantar por si solo la cabeza en su primer mes de vida.
niños altas capacidades

En una etapa preescolar los niños con altas capacidades mostrarán diversas señales: antes de los 4 años estos niños serán capaces de leer y escribir perfectamente, suelen mostrar una desbordante imaginación y manifiestan un interés elevado por temas más propios de adultos como la religión, la existencia y la muerte; conceptos éstos que les pueden ocasionar ciertos problemas al no estar completamente preparados para asimilarlos. Desde el punto de vista sensorial reaccionan ante cualquier cosa que altere mínimamente alguno de sus cinco sentidos.

ajedrez niños altas capacidades
Los "superdotados" siempre se les ha relacionado con una capacidad para jugar al ajedrez en partidas múltiple...¡y ganar!

A medida que van creciendo -dentro de las primeras etapas escolares- los niños con altas capacidades suelen mostrar un mayor interés por determinadas disciplinas como la música, la pintura o disfrutar su tiempo de ocio con  actividades como el ajedrez o realizar complejas tareas de cálculo. Por contra las actividades deportivas apenas llenan tiempo en su vida así como actividades propias "de niños" de su edad, como jugar en el parque, etc. Esto conlleva un aislamiento social entre otros niños y se refugian entre los adultos pues ahí sí pueden compartir experiencias, vivencias, opiniones, etc.
"Los niños con altas capacidades en torno a los 9 o 10 años presentan un elevado pensamiento crítico y tanto familias como profesionales de la docencia deben exponer -y argumentar- perfectamente todas las reglas que deba cumplir el niño".

Retomando el principio del post, donde mencionábamos que niños con altas capacidades pueden llegar al fracaso escolar, esto es así porque al dominar la materia que está siendo explicada por el docente se aburren en clase y se desmotivan, pudiendo llegar a obtener suspensos en materias que -simplemente- no sean de su interés. No en vano el propio Ministerio de Educación y Ciencia estima que el 70% de los alumnos con altas capacidades presentan rendimientos escolares bajos y entre un 30 y un 50% roza el fracaso escolar. Por ello es vital saber detectar cuanto antes señales que nos indiquen que estamos ante un niño super inteligente.