miércoles, 20 de junio de 2018

RETOS EDUCATIVOS PARA EL PRÓXIMO CURSO

Concluye otro curso escolar más. Desde el inicio de este blog nos hemos centrado en el sector educativo desde diversos frentes. Hemos puesto el foco en tendencias educativas, qué hacen los colegios más innovadores, hacia dónde estimamos que van "los tiros" en Educación. En esta profesión, como en cualquier otra, -también- debe producirse un cambio generacional. ¿Eligen los estudiantes de bachillerato Magisterio como opción universitaria con el fin último en ser docentes?


Ser profesor implica un conjunto de cualidades y características; pero sobre todo vocación. Al igual que ciertas profesiones -como médico, por ejemplo- para ser profesor hay que tener madera. Y no sabemos a ciencia cierta el por qué, pero la realidad es que apenas un 4,2% de los universitarios en España se decantan en primera opción por magisterio.Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en su último informe se ponen de manifiesto una serie de datos poco halagüeños. Sólo el 4,2% de los estudiantes en ESO les gustaría ser profesores; bien es cierto que el porcentaje avanza tímidamente hasta poco más del 5% cuando se le pregunta a jóvenes de en torno a los 30 años.


¿Por qué esa desilusión con la docencia?
Antes de adentrarnos en las causas que empujan a los futuros universitarios a decantarse por una segunda opción, el informe PISA señala que los países donde las puntuaciones PISA son más elevadas sí optan en una primera opción -y en mayor proporción- por la docencia como medio de vida. Hay que aclarar que en muchos de estos países donde las puntuaciones en PISA son elevadas la figura del docente dista mucho de la que se toma en consideración en España. Así, en países como Canadá o los países nórdicos la figura del profesor adquiere un elevado caché social, son profesionales muy bien valorados socialmente y -además- tienen unas remuneraciones elevadas, similares a las que pueda obtener un ingeniero, arquitecto o determinadas licenciaturas; se les considera la élite del país.

aulas del futuro, colegios
Cambiar el "look" de la clase es un buen primer paso para "escuchar" a los alumnos

César Bona, docente español que estuvo nominado a los Nobel de la Educación hace 3 años (como más recientemente David Calle, aquí entrevistado), señala que la vocación es necesaria, pero no es el todo. Tiene que haber aptitud, que el profesor sea capaz de contagiar su entusiasmo a los niños. Bona se considera un privilegiado por poder "sumergirme cada día en un océano de imaginación" (que es la que le aporta todos los días los niños), pero también en un ejercicio de gran responsabilidad de cara a construir una sociedad mejor, para la cual habrá que educar a los niños en empatía, y -sobre todo- en respeto.
Para Bona los niños son seres dotados de una creatividad e imaginación enorme; y, sin embargo, la realidad del aula actual es que muchos docentes, colegios, sistemas educativos los tratan como pseudo adultos, donde tienen que pasar un elevado número de horas diarias, adquirir un conocimiento y mostrarlo tiempo después. Bona considera esta forma de dar las clases algo "antinatural", no se está dejando actuar a los niños como realmente son.

Uno de los retos que todos los implicados en el sector educativo deberíamos trabajar es crear una escuela donde todos los niños quieran ir. Los docentes -apunta Bona- deben escuchar a los niños, conocerlos en detalle y saber cómo se les puede motivar para que aprendan. Los niños son curiosos por naturaleza y con una imaginación desbordante. Por ello, para conseguir buenos resultados, un buen punto de partida pudiera ser ofrecer una enseñanza personalizada acorde al conjunto de la clase. La misión de los maestros debe ser proporcionar las herramientas para que hoy sean niños felices y que -en un futuro- sean adultos igualmente felices.

En Singladura, como especialistas en el sector educativo, ofrecemos las soluciones más innovadoras para que los alumnos sí quieran ir a clase y que el proceso de aprendizaje vaya en una nueva y más óptima dirección.
Puedes contactar con nosotros aquí.

Tel: 91 776 25 70
www.singladura.net