viernes, 9 de marzo de 2018

¿REALIDAD VIRTUAL O VISITA AL ESTABLO? ASÍ CONCIBEN LA EDUCACIÓN UN COLEGIO RURAL Y OTRO CON 2.000 ALUMNOS

gafas realidad virtual vacas terneros
Después de 4 años entrevistando a directores de colegios privados y concertados, los mejores profesores de España, responsables nacionales de las principales gremiales como CICAE, CECE o CONCAPA, el pasado año tuvimos la ocasión de acercarnos hasta un pequeño colegio rural en Vilaboa (Pontevedra) donde su directora (Conchita) nos atendió y dio respuesta a cómo solucionan determinados problemas para alcanzar también la excelencia educativa. En esta ocasión en Singladura planteamos un interesante "reto": una entrevista a este colegio con apenas una docena (12) de alumnos por aula (un total de 5 escuelas que albergan 7 grupos- aula -7 unidades- con 83 niños y niñas de 3,4 y 5 años) frente a uno de los colegios con mayor raigambre de Madrid: el Joyfe, con más de 2000 alumnos. Un colegio de aldea frente a un colegio "histórico" con más de medio siglo de vida en el corazón de la capital, virtudes, necesidades, carencias...Os presentamos a Conchita Pérez Núñez y a Enrique Escandón.


Habituada a estar en un colegio con apenas una docena de alumnos por aula, ¿cuáles son las ventajas que tiene tener tan pocos alumnos en un colegio?
(Conchita) Son muchas las ventajas de tener grupos tan reducidos (en concreto: 12 en las escuelas de Bértola y Paredes respectivamente; 9 en cada una de las aulas de Pousada; 14 y 12 en la escuela de Barciela; y 15 en el grupo más numeroso, el de la Escuela de Figueirido). Actualmente contamos en total con 83 alumnos de 3, 4 y 5 años escolarizados en las 5 escuelas que componen el CRA. Es decir, aproximadamente 80 familias que confían en nosotros y comparten la ilusión de educar a sus hijos en un ambiente muy familiar. La proximidad, la ratio alumno/maestro, el aprovechamiento de los espacios y recursos, … a priori todo son ventajas. No solo ofrecemos una atención individualizada al alumno, la ofrecemos a toda la comunidad educativa. 


colegios clásicos antiguos rurales Galicia


¿Cuáles son los beneficios de trabajar en un colegio -solo en infantil- con centenares de alumnos?
(Enrique) Como es lógico un centro con capacidad para 2000 alumnos nos permite tener unas instalaciones muy buenas: piscinas, pabellón, salas de psicomotricidad, gimnasios..; es decir, tenemos una instalación acorde al número de alumnos. Además de contar con una plantilla de profesores suficiente como para cubrir bajas, o ausencias, ya que en un número superior a los 100 profesores -por probabilidad- tendremos estos problemas a lo largo del curso.
El hecho de ser un centro grande nos aporta la posibilidad de ofrecer todas las etapas y opciones dentro del sistema educativo.


teatros en colegios


Cuando lees en diversos medios especializados en Educación cómo trabajan en los grandes coles, si pudieras pedir un cambio de cole ¿cuáles son los motivos por los que te gustaría estar una semana en un colegio como el de tu colega Enrique?
(Conchita) Lo cierto es que ya he trabajado en colegios públicos urbanos con numeroso alumnado.
Conociendo ambas realidades puedo decir con conocimiento de causa que no me plantearía la vuelta a ese modelo de centro educativo. 
Ahora bien, una semana sería siempre una experiencia enriquecedora. Un viaje de ida y vuelta. Tengo una mente inquieta, curiosa, creo que nunca paramos de aprender… así que poder volver a observar desde dentro esa otra realidad, comparar y quedarme con lo bueno metodológicamente sería un lujo, y al final de esa semana volvería con una mochila llena de ideas al CRA.

Al leer en los medios de comunicación cómo trabajan en un colegio tan "diminuto", si pudieras cambiarte por una semana, ¿qué te animaría a solicitar ese traslado temporal para cambiar cientos de alumnos por apenas 10?
(Enrique) Me imagino que es un reto trabajar con alumnos de diferentes edades en el mismo aula, poder tener un contacto más cercano con el entorno y trabajar de forma diferente. La experiencia puede ser muy positiva, ¿Lo probamos?

¿Echan en falta los niños clases con más compañeros?
(Conchita) Esta pregunta va dirigida a los niños y niñas del CRA, pero voy a arriesgarme a hablar en su nombre: no, no creo que lo echen de menos. Un grupo de 9/12 niños ofrece posibilidad de cohesión, complicidad, convivencia, juego, experiencia… es un error pensar que el ideal se encuentra en las ratios numerosas, la educación del presente debería fijar como objetivo la disminución de las ratios por aula.


colegios rurales en Galicia
El colegio al completo: todos los alumnos atienden la explicación de Conchita

¿Echan en falta los niños clases con menos compañeros?
(Enrique) En principio los alumnos no, ya que nuestra ratio está en 22 alumnos, que no es alta. Sí que es cierto que el alumno no conoce otra realidad. Además, en nuestro caso, mezclamos las aulas cada dos años, con lo que realmente jugamos con tener a más de 100 alumnos cada curso que se conocen entre todos.

piscina para niños en colegio
Los recursos de que dispone Joyfe están a la altura de los mejores colegios de Europa tanto instalaciones como RRHH.

Conchita me explicaba hace aproximadamente un año que en el colegio, y por la proximidad con el campo y vecinos que tienen ganado, los profesores explicaban cómo era el parto de un ternero "en directo", acudiendo al establo donde se producía ese evento. En una gran ciudad esto se torna casi imposible y este mismo evento se puede estudiar a través de Realidad Virtual. ¿Qué forma (de aprendizaje) consideráis vosotros más óptima (si pudierais disfrutar ambos de las mismas oportunidades): acudir directamente al establo o tirar de tecnología? 
(Conchita) ¡Acudir al establo! Sin lugar a dudas un centro debe de aprovechar al máximo su entorno como recurso de aprendizaje. Las aulas no son el único espacio donde aprender. Los riachuelos, molinos, árboles, cultivos, animales, etc. que nos rodean se convierten en escenarios de la escuela, sin que los medios tecnológicos deban suplir esa realidad; en todo caso, deberían servirnos como una herramienta complementaria para interactuar con ella.  El uso de las tecnologías debe enfocarse  a facilitar el conocimiento de aquello que sería inaccesible de un modo directo.
(Enrique) ¡Me encanta la idea! Desde luego la posibilidad de aprender mediante el entorno, colaborando con empresas o gente del entorno, puede enriquecer muchísimo el aprendizaje experimental de los alumnos. Obviamente en el centro de una ciudad como Madrid, nuestra metodología de aprendizaje es muy diferente y está basada en otro tipo de contenidos y metodologías donde el alumno investiga y trabaja en proyectos, o aprende mediante aprendizaje cooperativo a trabajar con sus compañeros.

¿Cómo puede influir en la educación de un niño que tenga sólo como compañeros de colegio a otros 12 alumnos? 
(Conchita) Soy gallega, así que voy a responderte con otra pregunta ¿Cómo podría influir en tu relación con los vecinos vivir en un edificio de 12 viviendas respecto a uno de 48? 
Es más sencillo para un niño de 3, 4, 5 años adaptarse a un grupo de 12 niños que a un grupo de 25, 50, 75…Pasar del medio familiar a un entorno similar tiene menor coste afectivo, facilita su adaptación. 
A la vez el grupo reducido no deja de ofrecer oportunidades de interacción, juego, cohesión, socialización. 
Alumnos de diferentes edades comparten clase y conocimientos: la ayuda y cooperación entre ellos es natural.


¿Un niño puede llegar a interactuar durante un ciclo con todos los restantes niños del colegio (cuando en Joyfe puede haber quizás más de 100 sólo de su mismo nivel)?
(Enrique) Todos los alumnos se mezclan en 1º, 3º y 5º de primaria, formando grupos nuevos por lo que todos al finalizar sexto se conocen y han compartido aula.


¿Qué te gustaría implementar en tu colegio que tiene el Joyfe (tecnología, más recursos humanos/pedagógicos/etc.)? 
(Conchita) Me gustaría disponer de instalaciones más amplias... En el CRA no carecemos de  recursos humanos y materiales; al contrario, podría decirse que es uno de nuestros privilegios: disponer de un cuadro de personal muy completo (9 maestras de infantil, especialistas de música, psicomotricidad, lengua extranjera, orientación, audición y lenguaje y religión) y de un presupuesto para autogestionarnos que cubre perfectamente las necesidades primordiales de un centro educativo como el nuestro.

¿Qué te gustaría implementar en tu colegio (una metodología, una práctica) que este implementando Conchita en su centro?
(Enrique) Esa facilidad para salir al campo, para visitar esos establos o parajes cercanos y aprender del entorno.

Hemos hablado de ventajas al principio... ¿Cuáles veis vosotros que son los grandes handicaps de la escuela rural? ¿ Y de un gran colegio en una gran ciudad?
(Conchita) En Galicia se concentran el 50% de los núcleos poblacionales de todo el país, y solo el 6% de su población.  Una población cada vez más envejecida. La demografía es el talón de Aquiles de la escuela rural. En un colegio de una gran ciudad la saturación de alumnado, el ritmo estresante…
(Enrique) Distancia al domicilio, horarios amplios por necesidad familiar…
El colegio urbano, tiene el problema de la distancia en muchos casos, ya que el centro con el que te identificas no suele estar cerca de tu domicilio, o el que te ofrece un servicio de atención y horario que necesitas.
En la escuela rural puedo echar en falta los recursos, medios así como la sociabilidad de tener alumnos de diferentes perfiles pero de igual edad y ritmo madurativo. 


¿Como se consigue en cada caso la personalización del aprendizaje? (Conchita con 10 alumnos; Enrique con cientos)
(Conchita) Evidentemente con las ratios que manejamos la personalización es nuestra seña de identidad. Trabajamos con grupos mixtos, alumnado de diferentes niveles que interactúan como un solo grupo, sería impensable no individualizar. Ofrecemos un trato cercano, construimos una comunidad de aprendizaje con las familias….algunas precisamente llegan el CRA  buscando eso. 
(Enrique) Al final el docente tiene una ratio a su cargo, y él es el encargado de obtener en el aula situaciones de aprendizaje que se transformen en conocimiento para el alumno.


Ante una indisciplina de un alumno con un semejante  ¿cuáles son los pasos a seguir para la integración del alumno en el aula?
(Conchita) El CRA sólo cuenta con alumnado de educación infantil, pensamos que la convivencia es fundamental, así que tratamos de educar en la convivencia pacífica, lo que conlleva el cumplimiento de las normas que deben ser asumidas por todos. Los conflictos deben resolverse, pero ante todo deben prevenirse. Educar en la interpretación, gestión y control de las emociones es el primer paso, y los siguientes: la mediación, la reflexión, la reparación de daños… Debemos dotar al alumnado de herramientas para convivir en sociedad.
(Enrique) Trabajamos la inteligencia emocional desde Infantil, por lo que ellos entienden perfectamente el funcionamiento del centro y, si ocurre, ellos saben que hay unas normas, una sanción y hay que pedir disculpas. 

Desde un punto de vista social, ¿Cómo puede influir que todas las familias (10, quizás 12) se conozcan entre sí frente a un colegio grande donde este concepto se diluye y sólo acabas conociendo a unas pocas familias de los amigos de tu hijo?
(Conchita) Podría retomar la metáfora de la comunidad de vecinos, (risas). Las familias del CRA forman una gran familia, una comunidad de aprendizaje y eso influye muy positivamente en la educación de sus hijos.

¿Cuáles son las diferencias más notables que podéis destacar de vuestro centro respecto a vuestro interlocutor y donde -probablemente- no pueda competir (recursos tecnológicos, proximidad, etc.)?
(Conchita) El CRA no podría competir en la dimensión de las instalaciones, servicios complementarios como transporte escolar, comedor o actividades extraescolares.

¿Cuáles son los retos del futuro en la Educación? 
(Conchita) Hacer frente a una sociedad cambiante y global. Formar “personas” y, para ello, reformular la forma de enseñar, el rol del docente, los recursos, el uso de las tecnologías…apostar por la cooperación con las familias, las comunidades de aprendizaje. Quizá el reto sea la naturaleza y no la robótica.
(Enrique) Enseñar a los alumnos a ser competentes en su actividad diaria, para saber desarrollar diferentes actividades a lo largo de su vida profesional.


Desde Singladura agradecemos el tiempo y dedicación de Dª Conchita Pérez y D. Enrique Escandón, profesionales de la docencia que día a día trabajan duro en pro de la Educación, ya tengan 10 o 300 alumnos.