viernes, 16 de febrero de 2018

JUGAR Y APRENDER (O VICEVERSA) CON KAHOOT!

Recientemente hemos tenido ocasión de charlar con dos profesores excepcionales, David Montejano y Esther Lucía Quintero, dos profesionales de la docencia calificados como los mejores profesores de España según EducaABANCA. De Madrid y Gran Canaria respectivamente, uno de los nexos de unión en ambos es cómo han implementado la tecnología en las aulas. La motivación del alumno también ha sido piedra angular en la entrevista: cómo conseguir que los alumnos se vean motivados día a día, qué hacer para consigan prestar atención  de manera eficiente. Y así, mezclando todo ello (tecnología, motivación, alumnos), nos salió una palabra: kahoot!

Kahoot! es una aplicación tecnológica vía web capaz de funcionar en diversos equipos y donde cobra un mayor sentido en dispositivos móviles pues permite a los alumnos una mayor movilidad, trabajo cooperativo, etc. El uso de esta aplicación es completamente gratuita, de modo que desaparece la excusa ligada al coste de adquisición.

"Los alumnos conciben este tipo de pruebas más como un juego (que lo es) que como un examen (que también lo es)"



El gran potencial de Kahoot!, como herramienta de gamificación, permite al alumno aprender a través de las pautas del juego pero sin un contexto lúdico: de lo que se trata es de aprender y/o reforzar el temario de una asignatura. Mediante esta aplicación los profesores diseñan un cuestionario con preguntas y los alumnos pueden responder a través de dispositivos electrónicos conectados online. La motivación de los alumnos es elevada pues conciben este tipo de pruebas más como un juego (que lo es) que como un examen (que también lo es). Los alumnos son los concursantes que tienen que completar eficazmente una serie de preguntas sobre un temario ganando –obviamente- quien alcanza la mayor puntuación posible.


Para diseñar un Kahoot! el profesor tiene que registrarse en la página web, desde donde podrá crear el cuestionario que mejor se adapte a su materia, número de alumnos, proyecto pedagógico, etc. Hay que recordar que, como red social, Kahoot! cuenta ya con un importante repositorio de preguntas de diversa temática y en distintos idiomas; de modo que cada profesor puede emplear sus propias preguntas y recoger para su “examen” también preguntas de otros docentes. Una vez diseñado el cuestionario el profesor entrega a los alumnos un código PIN para que puedan entrar a “jugar” y respondan al cuestionario. Cada alumno juega con un dispositivo (fijo o móvil) y al final del cuestionario recibirá su propia puntuación, estableciéndose un ranking.

Como vemos, Kahoot! es una extraordinaria herramienta que permite a los alumnos participar de manera más activa en clase, concibiendo las clases como un juego y dotando a los profesores con una herramienta que permite efectivamente una evaluación continua.

Más información:
https://kahoot.com/welcomeback/