martes, 3 de octubre de 2017

LOS ATAQUES INFORMÁTICOS VÍA INGENIERÍA SOCIAL LLEGAN A LA ESCUELA: RANSOMWARE

Hace apenas unas semanas mencionábamos que el sitio ideal para que los niños se desarrollaran correctamente era en parques, jugando al aire libre con otros niños y utilizando al 100% su imaginación pensando nuevos juegos. Sin embargo, y según un estudio reciente publicado por la UE, nuestros hijos en edades comprendidas entre los 2 y los 12 años pasan el doble de tiempo jugando con una "pantalla" que en el exterior; se les está enseñando una gigantesca ventana al mundo exterior pero no se les está alertando que- por esa misma ventana- también pueden entrar "otros".

Desde Singladura -como empresa involucrada en el sector educativo- creemos que es necesario alertar a todas las partes interesadas de los riesgos en los que puedan verse inmersos los menores de edad con el uso de las TIC. Fuera de consideraciones personales, el referido estudio señala -además- que el 85% de los padres recurren a "canguros digitales" para entretener a sus hijos. El excesivo tiempo que los niños pasan delante de un dispositivo conectado a Internet es elevado. Así, hoy día los niños permanecen muchas horas conectados a la red con un riesgo real poniéndolos en el punto de mira de los hackers como nuevas víctimas.

Tengamos en cuenta que los puntos de acceso a Internet desde centros educativos no paran de crecer; el estudio apunta a un gasto global por encima de los 17.000 millones de euros. Además, aumenta el número de dispositivos conectados a redes "escolares": de un lado, aquellos dispositivos propiedad del colegio y que nunca salen del aula; estos equipos son cada vez más vulnerables en caso que un hacker alcance el servidor del colegio y pueda acceder a los dispositivos conectados; por otro lado, un número creciente de colegios adoptan estrategias propias de corporaciones empresariales basadas en el BYOD -bring your own device- o lo que es lo mismo; "que cada alumnos traiga su tableta de casa". Así las cosas, en los centros educativos los dispositivos conectados no paran de crecer, y las amenazas tampoco...



Ransomware
Quizás la definición más extendida de la ingeniería social sea la de aquellas prácticas con el fin de obtener información confidencial a través de la manipulación de usuarios legítimos.En base a ésta, la ingeniería social lleva ya años aplicándose en otros entornos (phising en entidades bancarias, etc). Sin embargo, para el sector educativo es algo "nuevo". Por ello los cibercriminales pueden llegar a introducir códigos maliciosos en los equipos de los niños restringiendo el acceso a determinados archivos y solicitando un rescate a cambio de eliminar dicha restricción. Por ejemplo: una tablet de un alumno puede ser infectada por este tipo de software malicioso y el atacante solicitar dinero, fotos personales, etc. a cambio de desbloquearlo; es decir, un alumno queda coaccionado a "pagar"  -y a modo de ejemplo- para que sus notas no se hagan públicas...

Contenidos infantiles
¿Qué padre no ha dejado el móvil a su hijo en el coche para que vea su serie infantil favorita o escuche música? Esta acción que parece -a simple vista- inocua, carente de peligros, en realidad no lo es tanto. Tengamos en cuenta que nuestros hijos han dejado un rastro en Internet de nuestros hábitos sociales. Si un ciberdelincuente quiere extorsionar a una persona, le resultaría muy fácil hacerlo si conoce los hábitos de sus hijos.

En cualquier caso, la mejor prevención es enseñar y educar a utilizar las tecnologías y redes sociales de manera inteligente; sentido común...Por otro lado, no basta con confiar nuestra suerte en la educación. Si preferimos viajar en coches dotados de seguridad activa y pasiva, con ABS, airbag, etc., naveguemos de igual modo seguros en nuestros equipos -ya sean propiedad del colegio o de las familias- con los mejores programas informáticos en detección de virus, troyanos,, malware, etc. Resultará sin duda una excelente inversión.


Tel: 91 776 25 70