jueves, 8 de junio de 2017

PREPARADOS PARA EL FUTURO

Ahora que el curso escolar está a punto de acabar permitidme una reflexión acerca del futuro de los alumnos. En Singladura, como empresa especializada en mobiliario escolar, construimos y diseñamos los espacios donde se forjarán los futuros ingenieros, médicos, profesores –seguro que a más de uno le pica la curiosidad por sentarse al “otro lado”-, y, también, electricistas, fontaneros o radiólogos. La pregunta de “a qué quieres dedicar tu vida”, lanzada por padres y docentes, en ocasiones, se responde con los informes que la prensa publica con cierta periodicidad acerca de las profesiones más demandadas.

Cuando quien esto escribe estaba a punto de orientar su futuro profesional –allá por el año 1989- se escuchaba sin cesar un pseudo canto de sirenas de que “los ingenieros siempre tendrían trabajo”. Casi 30 años después la realidad no ha sido tan benévola y ha catapultado a miles de profesionales a esa situación de desempleo (que no paro).



Y esta carrera, ¿qué salidas tiene?
Otra pregunta casi mítica respecto a las salidas profesionales que determinados estudios universitarios pudieran tener. Un profesor de periodismo respondió un día a esa pregunta con un “todas las que el alumno quiera”, poniendo en valor la importancia del estudiante sobre la carrera elegida. Así, hoy podemos ver cómo hay profesionales de estudios –a priori- poco demandados que han sabido construir una exitosa carrera profesional. ¿El secreto? ¡Pasión por su trabajo!

El exceso de formación también ha tenido una doble cara. ¿Cuándo parar de formarse? Seguramente conozcas a contactos tuyos, amigos y/o familiares con dos o más carreras universitarias, varios Másters, idiomas…y sin trabajo. Algo falla, ¿verdad?

La responsable de Monster para UK e Irlanda –sitio web de referencia en la búsqueda de trabajo- hace 7 años relató que a las empresas que buscan “talento” apenas las importa los estudios universitarios de que dispongan los candidatos, primando en un 90% que sean resolutivos y que cuenten con otras habilidades sociales. Obviamente, para ser cirujano deberás haber estudiado Medicina; ídem si quieres dedicarte a la judicatura, deberás conocer las leyes; sin embargo, para otras tantas profesiones, el quid de la cuestión está más en la persona y cómo gestione sus destrezas que en los conocimientos.

Por cierto, esta misma persona hoy es directiva en Google. Un día me dijo una de las famosas preguntas en su entrevista de trabajo: ¿Cuántos balones de baloncesto caben en el Nou Camp? La respuesta, al final del post…De todos modos, aquí tienes más preguntas que te harán si quieres entrar a trabajar en Google

Moviéndonos con informaciones más actuales, más próximas, si algo hay que dejar claro es que cada persona debe saber adaptarse – cuanto más rápido mejor- a las nuevas vicisitudes; y esa gestión del cambio resulta crucial. Imprescindible esta lectura...

Y, por otro lado, para saber qué estudios debe realizar nuestro alumno/hijo hay que tener en cuenta que muchos de los trabajos que habrá dentro de 10 años aún no se han inventado; o bien serán modificaciones de empleos actuales. De modo –y después de todo lo dicho- quizás una buena aproximación sea permitir que el alumno se decante por una formación que le llene personalmente, que cuente con una dosis de formación humanista y que viaje, que se enfrente a problemas (y que sepa gestionarlos de manera autónoma). Que sean creativos y que cuenten con la capacidad para trabajar en equipo –o liderar grupos- será casi obligatorio. Desde Singladura, de hecho ya apostamos hace tiempo desde las primeras etapas en la importancia de trabajar de manera colaborativa, no por capricho sino porque será una imperiosa necesidad laboral.

La respuesta correcta de Google es: Conocer cuánto mide el diámetro de un balón, después saber cuántos entrarían en un metro cuadrado. Hay que averiguar cuánto mide exactamente el estadio de fútbol y establecer una regla de tres para discernir así cuántos balones podrían entrar en el Nou Camp.

www.singladura.es
Tel: 91 776 25 70