lunes, 9 de enero de 2017

"LA ENSEÑANZA PRIVADA CONCERTADA ESTÁ POR ENCIMA DE LA MEDIA DE LA OCDE EN LOS INFORMES PISA"

Durante los últimos años nos hemos acercado al sector educativo a través de interesantes entrevistas a gremiales, como CECE, CICAE o CONCAPA, entre otras, las cuales nos han expuesto su particular visión desde una perspectiva global, nacional. Singladura, como especialistas en mobiliario escolar, durante este año 2017 vamos a aproximar aún más posturas, acercando la problemática tanto de Comunidades Autónomas como ciudades y, por qué no, de pequeñas localidades. Arrancamos 2017 entrevistando a Rafael Caamaño Aramburu, secretario general de CECE Andalucía, quien nos ha explicado cómo se encuentra la enseñanza concertada en dicha región y cómo vislumbra él el futuro del sector educativo.
 
¿Cómo mira al futuro la educación concertada andaluza?
Con una mezcla de inquietud, confianza y seguridad. Inquietud porque hay corrientes políticas que parecen empeñadas en orquestar campañas de ataques contra la enseñanza concertada, propugnando un único modelo y monopolio de la educación de titularidad pública. Confianza en que, como ha manifestado el gobierno andaluz, en Andalucía serán respetuosos con la legalidad y con los compromisos que tienen desde hace muchos años con la educación concertada. Y de seguridad por la fortaleza de los proyectos educativos que ofrecen estos centros, que atraen –cada vez más- a tantas familias que acuden a sus aulas.

Rodríguez Campra, quien fuera anterior presidente nacional de CECE explicaba hace tiempo en nuestro blog que "la educación concertada goza de una excelente salud" .¿Qué ofrece la enseñanza concertada que gusta tanto a las familias?
Ofrece, fundamentalmente, la educación con la que muchas familias se sienten identificadas porque les da a sus hijos la formación que quieren para éstos. No es una cuestión de huir de la educación del Estado, o de pensar que los centros públicos son peores. Es, ni más ni menos, la posibilidad de elegir el ideario o proyecto educativo que está más en consonancia con sus propias convicciones.



La nueva clase política (Podemos) amenazó al sector educativo con la eliminación de conciertos en caso de que ellos hubieran llegado al poder. ¿Por qué es tan importante el modelo de la concertada en España y goza de gran popularidad entre las familias?
Es esencial que exista la enseñanza concertada porque –en caso contrario- se estaría incumpliendo el artículo 27 de la Constitución, que reconoce la libertad de enseñanza, el derecho de los padres a escoger la formación que quieren para sus hijos, el derecho a crear centros docentes y la obligación del Estado de ayudar a los centros que reúnan los requisitos que establezca la ley.
Con un único modelo estatal tendríamos un monopolio controlado por los poderes públicos -con todo lo que eso significa-, que habría vaciado de contenido todos esos derechos.


Los últimos datos PISA dejan entrever que cada vez hay más colegios en España con mayor puntuación que la propia Finlandia. ¿Cuáles han sido las medidas correctoras para que en 3 años muchos colegios superen a la media finesa?

En todos los informes PISA los centros privados (concertados o no) han estado por encima de la media de la OCDE, y en estos años han ido mejorando aún más.

Los centros que nosotros representamos, que es de los que puedo hablar, se han esforzado mucho en estos últimos años en luchar contra el fracaso escolar, en la formación del profesorado, adoptando medidas correctoras y de apoyo al alumnado que tenía más dificultades; en involucrar a las familias en el proceso educativo de sus hijos, apostando por los idiomas y por la introducción de las nuevas tecnologías en las aulas. Y todo ello, además de muchas otras medidas que cada centro ha puesto en marcha, dentro de su propia autonomía, hace que vayan mejorando los resultados.


Sin embargo, se establece una línea divisoria entre en norte y el sur de España, concentrándose una mayor proporción de colegios en Castilla y León, Galicia que en Andalucía. ¿ A qué es debido?
Hay que tener en cuenta que las estadísticas y las medias son eso, medias generales, que hay que interpretar con prudencia. Siendo ciertas esas brechas o diferencias, tanto en unas regiones como en otras hay centros que lo están haciendo muy bien (como habrá otros que tengan mayores dificultades), y debería ser cada centro el que analizase las causas de la posición en que se encuentren.
Desde luego, en el caso de la enseñanza privada procedemos de esta manera, porque no se aplican en ningún caso recetas generales, sino que se respeta la autonomía de cada centro; y cada uno debe ser responsable de los resultados que obtiene.

La irrupción de nuevas metodologías educativas (aula invertida, flipped learning) modifican los resultados. A pesar de la libertad de elección de cada centro, ¿desde la CECE intentan que la enseñanza concertada siga unos mismos parámetros?
No, en absoluto, no es nuestra misión. Cada centro es autónomo y la riqueza de la educación está precisamente en la variedad de proyectos educativos y de métodos de enseñanza. Uniformar la educación sería empobrecerla. Al contrario, cada centro es una comunidad educativa, donde desde el titular, el equipo directivo, las familias, el profesorado y el personal de administración, todos trabajan en equipo -cada uno desde su responsabilidad- desarrollando el proyecto que colectivamente se han dado y en el que participan.

Ahora que la LOMCE parece entrar en una vía muerta, ¿se recuperará la LOGSE?
Imagino que no, porque en cualquier caso, sean cuales sean los cambios que se hagan, nunca debe mirarse atrás. La LOGSE es una ley ya pasada, con sus virtudes y defectos, pero que tampoco cosechó grandes éxitos en lo pedagógico. Como incluso sus impulsores reconocen, quizá una de sus principales virtudes (junto con el resto de Leyes Orgánicas que la acompañaron) fue avanzar en la inclusividad, en la integración, en la extensión de la educación a todos, pero no se caracterizó precisamente por el éxito educativo. Habrá que avanzar, después de lo experimentado y aprendido, en cambios que mejoren lo que tenemos, no en cambios radicales, y menos en vueltas a épocas pasadas que no son las actuales.

Desde las grandes corporaciones empresariales, se exige una mayor estabilidad del modelo educativo para combatir el paro juvenil. Unas voces ponen el foco en la Formación Profesional como los estudios con mejores perspectivas laborales. ¿Qué opina al respecto la CECE?
Por supuesto, la Formación Profesional es un elemento clave para combatir el paro juvenil y mejorar la educación en general.
La orientación que se dé a los niños y jóvenes, debe estar exenta de cualquier prejuicio, adaptada a sus circunstancias y habilidades, sin condicionantes de que deban ir a unos estudios u otros; y menos a la imperiosa necesidad de tener un título universitario necesariamente.
Necesitamos que las familias y la sociedad vean estas enseñanzas con el mismo valor que otras, porque de hecho es así. Pero aún tenemos mucho que cambiar en este sentido, y debe hacerse también con la participación de las organizaciones empresariales y con las mismas empresas.


En otras CCAA como Madrid ya se ha implantado asignaturas propias del siglo XXI, como Robótica y Programación, donde los alumnos al terminar sus estudios deben tener las habilidades mínimas incluso para programar una App. En regiones, como Galicia y Andalucía, donde parte de su economía se basa en el sector primario (agricultura, ganadería), ¿comparten esta visión o, por el contrario, deberían fomentarse asignaturas más acordes con las empresas prototipo de estas regiones?
Si me pregunta como representante de CECE, no puedo dar una respuesta general, porque habrá distintas opiniones entre nuestros asociados, y probablemente todas serán válidas. Hay quienes abogan por una educación más básica y generalista, con más atención a las humanidades y a una buena cultura básica, dejando la especialización para niveles superiores.
Y no es lo mismo cuando hablamos de la educación Primaria y Secundaria, que por ejemplo en la Formación Profesional, donde evidentemente los contenidos deben estar muy enfocados con el sector empresarial del entorno.


¿Cuándo podremos ver a todos los alumnos desde Infantil hasta ESO con la "mochila digital"?
Ya se está avanzando mucho en este tema y cada vez se hará de forma más rápida, pero me remito a lo que he dicho en mi anterior respuesta. No sé si éste es el factor clave de la educación, ni quizás la prioridad en estos momentos. Por supuesto que hay que dotar al niño de las herramientas imprescindibles en la sociedad actual, y formar muy bien al profesorado para que las utilice con total normalidad.
Pero conviven otros factores importantes en la educación, como la formación docente y pedagógica del profesorado, el respeto a la autonomía real de los centros, la variedad de proyectos educativos que permitan a las familias escoger la educación de sus hijos con total libertad, dotar a los centros y a las familias de los medios que necesitan, y -como efectivamente tanto estamos escuchando- lograr un Pacto Educativo que pacifique la enseñanza y permita trabajar en lo único importante: la formación de los niños y jóvenes y la mejora de los resultados.

Puedes ver aquí todas las entrevistas.

Tel: 91 776 25 70