lunes, 3 de octubre de 2016

LA INNOVACIÓN EN LA ESCUELA.¿RESPONSABILIDAD EXCLUSIVA DE LA DIRECCIÓN?

Dentro de nuestro apartado de entrevistas a personajes de relevancia dentro del sector educativo, en Singladura queremos poner el foco este mes de octubre en dos aspectos clave: la innovación dentro del sector educativo y -por otro lado- la gran relevancia que posee el director del centro en aras de elevar la excelencia académica del mismo a los máximos niveles. Para ello, nos hemos sentado con un referente en el ámbito educativo a escala internacional: D. José Navalpotro, CEO en International Institute for Executive Educators, cuyas oficinas están en Washington DC.


Actualmente usted se encuentra trabajando fuera de España en estos momentos, ¿ Qué aspectos considera diferenciadores en la educación en Estados Unidos que no se ven en España?
Tienen una concepción diferente de la educación , el trato al alumno y a las familias. No creo que estén más avanzados que nosotros; es más, podría decirle que nuestros colegios en España, tienen muchas cosas que -al menos, de momento- en Estados Unidos no pueden acometer. Pero he de reconocer que los recursos que se destinan a la enseñanza pública son envidiables con respecto a lo que se dedica en España. Me sigue sorprendiendo muy gratamente cómo en EEUU creen de verdad en el concepto de “Comunidad Escolar”. Aquí, en España, por contra estamos demasiado politizados y contaminados en el posicionamiento de los agentes escolares en la dinámica del centro escolar. Respecto al profesorado tienen carencias muy parecidas a las nuestras e incluso me atrevería a decir que -metodológicamente, en general- no están creciendo como lo estamos haciendo en España. Está claro que hay excepciones pero, generalizando, tienen un modelo educativo más flexible que el nuestro, con mucha atención a las familias y los alumnos y con menos obsesión por el cambio educativo.

Y por Latam, ¿Qué?
Latinoamérica, o por lo menos los países que yo trabajo, tiene un gran camino por delante. En muchos aspectos están años por detrás que España. Sus proyectos educativos y pedagógicos no están tan desarrollados y la diferencia entre unos colegios y otros es enorme. En nuestro país, esta brecha se va acortando. Los Colegios empiezan a estar más alineados que hace apenas unos años. Latinoamerica sigue un camino lento en el cambio educativo. Después de dos años viajando por México, Perú, Chile, Dominicana… tienen grandes diferencias, pero el trabajo allí es enorme. Es significativo -y relevante- cómo el profesorado está ansiosos por aprender de España. Para ellos los colegios españoles somos referencia de forma natural.

"El aprendizaje se mejora cuando los espacios en los que se desarrollan están orientados a la creatividad, a compartir, a generar ideas y proyectos"
Ahora todo es innovación; o por lo menos de eso se habla por todos lados ¿Resulta tan fácil esto de la innovación en la Escuela?
Yo creo que ha habido una gran sacudida en este sentido. Estamos inmersos en un cambio total en nuestros modelos de trabajo en los colegios, en las aulas, y el profesorado es cada día más y más consciente de que estamos en un cambio radical en el modelo de enseñanza: ¡llegó el momento de reinventarse!
En mi opinión es importante centrar qué entendemos por innovación y no confundirlo con cambio. Ser un colegio actual y ser un colegio innovador es totalmente diferente. La innovación en muchos casos requiere disyunción y -una vez alcanzada- hay que trabajarla para mantenerla en la cultura del colegio. Muchos colegios han iniciado el camino del cambio, de la mejora, de la innovación… pero lo complicado es mantenerlo y hacerlo crecer. Y en en esto las direcciones escolares tienen mucho que ver.
El problema reside en quién pauta y controla de forma ordenada la innovación en el Proyecto de un Colegio. Mi experiencia en este sentido es que las direcciones escolares en España están desbordadas por aspectos de diversa índole: bajada de natalidad, crisis económica, familias desconectadas del colegio…, en fin, muchos factores que no permiten que se centren en el desarrollo natural del proyecto educativo y de los profesores.

Por otro lado, la educación ha sido invadida por numerosas empresas de sectores que están influyendo en la educación: tecnología, formación, marketing… y esto supone que debemos saber filtrar sus influencias y que no desequilibren el crecimiento natural de un colegio.

Sobre todo esto que menciona me llama la atención “reinventarse como profesor " ¿Realmente cree en la “reinvención del profesor” ?
Bueno, aquí sí que podemos aplicar el término de “reinventarse o morir “. Pero yo creo que tenemos fantásticos profesores que son conscientes que nuestra función social está cambiando; ya ha cambiado y debemos mirar el futuro docente de una manera mucho más orientada al pensamiento critico del alumno, al desarrollo de habilidades, que a un aspecto meramente de memorización o “aprendizaje bulímico”.

Todo el mundo está creciendo. Y sí, creo en la reinvención del docente como un proceso natural que tenemos que seguir, pero el peligro está en cómo se apoya esto, bajo qué estrategia y con qué sentido. Por eso me gusta centrar mi trabajo en las direcciones escolares y en su formación y visión directiva. Ya puedes ser un buen profesor que como tu trabajo sea algo aislado en tu colegio, será difícil mantener dinámicas de cambio con tus alumnos. Serás el bicho raro, eso sí, adorado por tus alumnos.


Dentro de este cambio en la escuela, mirando hacia delante, ¿ Qué aspectos considera que son críticos y necesarios de orientar en ese modelo innovador en el que piensa?
Bueno, yo empezaría por los espacios de aprendizaje. Aunque todo esto está interconectado creo que el aprendizaje se mejora cuando los espacios en los que se desarrollan están orientados a la creatividad, a compartir, a generar ideas y proyectos… si ese espacio de convivencia y aprendizaje de nuestros alumnos, no cuenta con lineas de proyectos y metodologías adecuadas, será difícil poder vertebrar bien un aula del siglo XXI. Cuando visito colegios sigo viendo clases angostas, homogéneas y con una falta de vida… No obstante, ya son muchos los colegios que apuestan por el cambio en los espacios para aprender y con los materiales y proyectos adecuados a ese nuevo alumno con el que convivimos desde hace unos años.


Vayamos un poco más allá. Enumere 5 aspectos que considera que serán necesarios en un proyecto educativo para el año 2020.
Echando un vistazo rápido, y analizando tendencias sobre cómo los expertos posicionan el desarrollo económico, laboral y social, me inclinaría por los siguientes términos: Big Data aplicado a la escuela para la personalización; la Inteligencia Artificial asociada a la robótica educativa y a la programación, los estilos de aprendizaje asociados al flipped learning, la gamificación como un modelo critico de aprendizaje y, por último, el desarrollo de la Inteligencia Emocional para equilibrar muchas personalidades que van a sufrir mucho en este nuevo escenario tan tecnológico.