martes, 1 de septiembre de 2015

THE GREEN MONKEY, NUEVO (Y EXITOSO) MODELO DE ENSEÑANZA DE IDIOMAS

Belén Delgado, CEO de The Green Monkey
En Septiembre arranca el curso escolar. Muchos de nuestros clientes nos preguntan por las soluciones más punteras que faciliten la asimilación de contenidos por parte del alumno. Además de colegios e instituciones educativas, cada vez más confían en nuestra experiencia centros de formación específica. En esta ocasión nos hemos puesto en contacto con Belén Delgado, CEO de The Green Monkey, empresa especializada en la formación de idiomas.

The Green Monkey, una forma divertida y diferente de aprender idiomas. ¿Qué rasgos característicos hacen diferente a TGM respecto a la competencia?
El método Real Learning The Green Monkey es la mejor manera de aprender idiomas: nuestros cursos de idiomas se imparten con nuestro método para conseguir que los alumnos tengan un aprendizaje real y disfruten mientras aprenden. Fomentamos la comunicación y la verbalización del idioma a través del juego y los “role plays” sin olvidar la estructura del mismo. Todos nuestros profesores son nativos y pedagogos titulados. Impartimos clases a niños desde los 3 años, a jóvenes, a adultos y a profesionales en todos los idiomas. Es un método 360º porque abarca las 5 habilidades del idioma: hablar con fluidez, escuchar, estructura gramatical, leer y escribir. Además tocamos todo el mix de clientes y enseñamos todos los idiomas.

El diseño del logo, en manos de las mentes más creativas.
Por cierto, el diseño del logo lo dejasteis en manos de unas mentes sumamente creativas. Cuéntanos cómo fue el proceso de selección de la imagen corporativa... 
Un logo desenfado para hacer atractivo nuestro proyecto, además de para realzar este concepto de enseñanza dinámica, inteligente y divertida. La idea surgió yendo al colegio con los niños y preguntándoles que ideas tenían para nuestra marca. Pasamos varios minutos por varios animales hasta que encontramos a nuestro Monkey, que como venía en parte de Irlanda resultó ser verde.

En España damos la impresión que "el inglés" es siempre nuestra asignatura pendiente. ¿Por qué han fallado los anteriores sistemas pedagógicos en el aprendizaje de los idiomas?
Hasta ahora los métodos de enseñanza daban solo importancia a la estructura del idioma, es decir, a la gramática. Esta es muy importante porque es la que fija el aprendizaje en el cerebro, es como la estructura de un edificio sobre la que hay que añadir los detalles. Con la vergüenza de los españoles a cometer errores, la expresión verbal de lo que se aprendía se estancaba porque no se ensayaba. Además, las clases eran más aburridas y menos motivadoras. Con nuestro método explicamos una regla (para crear la estructura correctamente desde el principio) y aplicamos a ésta los juegos y “role plays” para poder usarla en la vida real: en un viaje, en el trabajo o socializando. Este método se puede aplicar igual para niños, jóvenes y adultos. El avance así es más rápido y gratificante.


Háblanos de vuestro sistema pedagógico. ¿Cómo aprende el alumno?
Nuestro sistema es el mejor que hay en el mercado porque fomenta esta comunicación tan necesaria para ver resultados en la vida real pero sin olvidarnos de la importancia de la estructura del idioma. De esta forma todas las habilidades van mejorando simultáneamente. Esto no es solo importante para expresarse y escribir correctamente sino también para poder aprobar los exámenes oficiales de cada idioma que son ahora tan necesarios para estudiantes universitarios y profesionales. En nuestras escuelas tenemos un 98 % de aprobados a los exámenes oficiales. Como todos nuestros profesores son nativos y pedagogos van a saber enseñar correctamente el idioma a nivel estructura y sin cometer errores de pronunciación ni concepto.

TGM se dirige a un amplio y heterogéneo público donde la edad no es un límite, desde niños hasta adultos. ¿Es posible juntar en una misma clase a niños y adultos de un mismo nivel?
Una de las claves más importantes de la correcta enseñanza del idioma es separar a los grupos siempre por niveles. Esto es muy difícil de hacer en los colegios ya que los niños tienen horarios muy estrictos y con muchas asignaturas diferentes que encajar. Sin embargo, las escuelas de idiomas o en las clases extraescolares esto ha de ser tomado de una manera rigurosa. Nosotros hacemos prueba de nivel a cualquier persona que entre en nuestros centros a partir de los 6 años. Antes tenemos grupos de no lecto escritura (de 3 a 5 años) donde la diferencia de conocimiento no altera mucho la clase. Por ejemplo, tenemos hasta 5 niveles diferentes con niños de 10 años. Cada año un niño sube un nivel con nuestro método: de ahí la importancia de no hacer perder el tiempo a ninguno o de no agobiar a los que tienen menos nivel. También es importante no mezclar edades hasta cierto punto, ya que distintas edades tienen distintos intereses y, como hemos dicho antes, fomentamos mucho la comunicación: canciones, salir de compras, hablar con los amigos o entrar en un restaurante son ejemplos de intereses diferentes para diferentes edades. Además, para un pedagogo de idiomas impartir una clase con los niveles mezclados es como montar dos bicicletas a la vez: penalizaría su forma de enseñar.


En la actualidad, TGM cuenta con 7 centros de formación de idiomas en la capital (y creciendo): 2 centros propios y 5 franquicias. ¿Qué requisitos necesita el franquiciado y en cuánto tiempo puede ser rentable?
Necesitamos franquiciados con una muy buena habilidad comercial y de gestión. No tienen que tener ningún conocimiento académico previo, nosotros suministramos no sólo todo el método y el conocimiento, sino también un “head teacher” y todos los profesores nativos. También tenemos franquiciados que sólo son inversores y, en este caso, se contrata un manager que se ocupa de la atención al cliente y de las ventas. Este empleado está contemplado dentro del plan de negocio de la franquicia. Es un negocio muy seguro, que va a tener una vida de 15 a 20 años por la necesidad del mercado, rentable y que no está sujeto a ciclos del mercado ni a modas.  En The Green Monkey tratamos al Franquiciado como un socio, no como un Franquiciado, esto significa que desde el primer momento de contacto trabajamos juntos para el éxito de la posible Franquicia, nuestra cadena de valor se centra en el 100 de satisfacción del Cliente, lo que da un 100% de rentabilidad del Franquiciado.
Hay varios pasos que nos diferencian del resto:

-        Nos conocemos y estudiamos su perfil personal.
-        Estudiamos el barrio en base a nuestras indicaciones.
-        Vemos el Business Plan y estudiamos las diferentes acciones posibles.
-        Analizamos las necesidades de financiación y le presentamos a los bancos con los que trabajamos.
-         Una vez vista la viabilidad del proyecto nos ponemos manos a la obra para lanzar un plan de Marketing lo más efectivo posible y  que el coste de la obra sea lo más inferior posible para así recuperar la inversión lo más antes posible.
-        Durante todo el proyecto The Green Monkey está acompañando el proceso y escuchando y solventando dudas.

La inversión se recupera en 2,8 años y tiene una rentabilidad espectacular en 10 años.

Vuestros centros están amueblados por Singladura. ¿Por qué motivos os decantasteis por Singladura?
Siempre que elegimos una empresa para colaborar con nosotros es por su profesionalidad y la calidad de sus servicios o productos. Singladura siempre ha sabido responder a nuestras necesidades y siempre a tiempo a pesar de la velocidad del crecimiento en The Green Monkey. Todos nuestros franquiciados están muy contentos también con la relación comercial con ellos. Sus comerciales son estupendos y cada vez que hemos tenido cualquier problema han encontrado soluciones rápido. Además, sus muebles tienen un buen diseño y son de mucha calidad. Las mesas en nuestros centros, sobre todo, son una inversión grande porque son anti vandálicas. Esto nos ha permitido que la inversión a lo largo de los años en adecuación de los locales sea mínima.

¿Además de mobiliario, qué soluciones tecnológicas adquirió TGM para la formación de sus alumnos?
Para una correcta clase de idiomas lo más importante es un muy buen método, un buen pedagogo, una pizarra y un sistema de audio. También es importante la conexión a internet a través de dispositivos móviles u ordenadores de forma puntual. Las soluciones tecnológicas complicadas en este tipo de formación no aportan gran cosa.

También contamos en The Green Monkey con una plataforma de gestión integrada para ayudar en la gestión de ventas, facturación, evaluaciones y gestión académica.

Si quieres conocer con más profundidad cómo Singladura puede ayudarte a instalar tu nuevo centro de formación específico en idiomas, tecnología o Academia de apoyo no dudes en contactar con nosotros en www.singladura.net, en el 91 776 25 70 o en nuestro correo electrónico.