miércoles, 1 de julio de 2015

CONSEJOS PARA AUMENTAR LA ATENCIÓN DEL ALUMNO

Uno de los aspectos donde un profesor de cualquier centro educativo en España (y probablemente en todo el mundo) coincida con sus colegas sea en cómo mantener el silencio y la atención entre el alumnado. Un conjunto de diferentes situaciones e idiosincrasias empujan al ruido en el aula (calor, malas posturas en las sillas, "tensiones" entre niños, etc.); mientras que otras ayudan a crear un clima más propicio para el aprendizaje. Singladura, como empresa especializada en el sector educativo os aporta una serie de consejos para que la paz en el aula reine de manera constante durante la jornada escolar.

Sentarse de manera correcta incrementa la
atención 
del alumno.
1. Ya lo dijimos aquí, en este blog, hace meses: la alimentación y determinados hábitos posturales inciden de manera directa en una espalda "sana", sin dolores. Al liberar de tensión y estrés la parte del cuerpo quizá más importante, los niños tenderán a sentarse correctamente. Estar sin molestias, sin dolores, permitirá a los alumnos centrarse más eficientemente en el profesor y sus explicaciones.
Respecto a los hábitos alimentarios, aunque cada niño/a precisa de un aporte calórico concreto, todos los especialistas coinciden en la importancia de la toma de 5 piezas de fruta y/o verdura diaria; y -si fuera posible. que la ingesta de las verduras sea en crudo.

Toda actividad física es fuente de salud
2. Lógicamente, el empleo de sillas ergonómicas forzará a los alumnos a que se sienten de manera adecuada en las mismas, situando la espalda recta sobre el respaldo y ganando en una posición más cómoda y natural. De igual modo, resulta muy importante que los Centros Educativos instalen taquillas con el fin de que los alumnos no tengan que cargar todo el día con pesadas mochilas, sino sólo con el material necesario. Así, al aligerar peso de la espalda, evitaremos traslados innecesarios.

3. Ya lo decían los latinos"mens sana in corpore sano". Toda la actividad física que puedan hacer los niños será siempre bienvenida. En este sentido, en Singladura aconsejamos en los colegios el uso de los parques infantiles donde, además de hacer ejercicio, podrán desarrollar otras habilidades; y no nos referimos únicamente a destrezas físicas, sino ligadas con la personalidad, como el respeto a sus semejantes, saber guardar turno para subir al columpio, etc.
Gracias a las taquillas los alumnos pueden
almacenar aquello más pesado y liberar
la espalda de cargas innecesarias.

4. Por supuesto, un aspecto fundamental que incide en la concentración de los niños es la disposición de las aulas, su luminosidad, etc. En este sentido, citamos a Jorge Casesmeiro, quien tuvimos ocasión de entrevistarle dos veces en este blog, a propósito de la importancia del uso de la  luz natural en el aula: vuelvo aquí a la importancia de la luz natural, que si bien puede no tener un impacto directo en el rendimiento cognitivo y académico, si condiciona al parecer variables como el estrés y la salud. (...) El ojo es un órgano que hunde sus raíces en el cerebro, y la neurofisiología de la visión es un sistema tremendamente complejo. La vista ha sido siempre el sentido privilegiado del mundo académico, por encima del tacto, el gusto, el olfato, el oído..., sentidos tradicionalmente considerados inferiores".

5. En cualquier entorno laboral siempre aconsejan detener nuestra actividad 5 minutos por cada 50 minutos que una persona esté sentada. Teniendo en cuenta que los niños pasan el 70% de su tiempo sentados, muchos colegios han optado por invertir 5 minutos cada hora en aplicar ejercicios de estiramientos y de respiración. Algunos Centros Escolares incluso van más allá y organizan pequeñas sesiones de yoga entre clases. El resultado de estas actividades se nota de manera inmediata: los alumnos desconectan muy rápidamente y olvidan sus tensiones, aprendiendo a respirar de manera más pausada.

6. Ruido llama a ruido. Por este motivo, en Singladura recomendamos mobiliario que minimice la producción del mismo. Así, para comedores escolares contamos con mesas abatibles cuyas sillas están unidas a la mesa. Además de ganar en comodidad para su limpieza (y del suelo), los alumnos no podrán arrastrar sillas y los molestos ruidos desaparecerán. Puedes ver más en esta entrevista.

Para más información sobre los productos aquí expuestos puede ponerse en contacto en nuestro correo electrónico, a través del formulario del blog o bien en el 91 776  25 70.