martes, 2 de junio de 2015

TEATRO EN EL AULA

Aunque considerada como la actividad extraescolar tradicional por excelencia, "teatro", no en vano cada vez son más los colegios que la incorporan como una actividad más en el proyecto pedagógico de los colegios. Los beneficios que obtienen los alumnos a la hora de representar una obra de teatro son enormes: capacidad de memoria, oratoria y vocabulario, declamación, pérdida del miedo a hablar en público... Por eso, en Singladura queremos acercaros algunas de nuestras soluciones para que las representaciones sean todo un éxito.
Con el teatro los niños pierden miedo a hablar en público a la par que incrementan su vocabulario y dicción.

Entre los beneficios paralelos de representar una obra de teatro cabe destacar el lenguaje gestual y corporal de los alumnos. Para los más tímidos es una interesante vía de cara a ayudarles a perder el miedo de hablar en público. Uno de los motivos por los que los niños más introvertidos no les gusta actuar en público es por la dificultad en proyectar la voz. Por eso, en Singladura contamos con soluciones específicas, como tarimas móviles de diferentes alturas (desde 30 hasta 90 centímetros) así como diversas soluciones de microfonía para que su voz llegue a todos los rincones del aula. De este modo, los actores, al estar situados en una posición más elevada se les escuchará (y verá) mejor.
Las tarimas, testeadas para soportar miles de kilos.

Para suplir los escenarios, las nuevas tecnologías nos permiten proyectar imágenes fijas y/o móviles e incluso interactivas. No hay que olvidar la importancia y valor de las imágenes como elemento para que los alumnos retengan mejor los temarios.

Exámenes en 3 actos
La más clásica de las maneras de evaluar a los alumnos es a través de un examen; escrito, casi por norma general. Sin embargo, un número creciente de centros educativos están imponiendo que el examen sea oral y no escrito; y, además, que sea de manera colaborativo, de manera que la participación de todos los alumnos sea absoluta. Así, todos podrán aprender de los aciertos y los errores de los compañeros. Es decir, en lugar de representar Hamlet o una obra de teatro moderno, el improvisado "guión" podrá conformarse a partir de las preguntas del examen que el profesor realiza y los alumnos irán declamando.

Para más información sobre nuestras soluciones de salones de actos, butacas y tarimas no dude en contactar con nosotros a través de nuestro correo electrónico o en el 91 776 25 70.