lunes, 15 de junio de 2015

"GRACIAS A LOS CONCURSOS HOY LOS PAUs TIENEN CENTROS CONCERTADOS"

En Singladura queremos escuchar todas las voces para que, fruto de la diversidad, podamos construir una opinión que resulte más sólida. En España, la enseñanza concertada es una realidad que se ha constituido como una opción válida más, además de la enseñanza privada y pública. En esta ocasión contamos con la opinión de su nuevo presidente, D. Alfonso Aguiló.


En España conviven 3 "formas" de enseñanza, por lo general ligadas a su financiación: la escuela privada, concertada y privada. ¿Tres son multitud?
Me parece que las tres son necesarias y las tres son consecuencia directa de compromisos constitucionales.

¿Por qué es buena la existencia de la enseñanza concertada en España?
Para garantizar que la pluralidad prometida por el artículo 27 de la Constitución Española llegue a todos, no solamente a los que tienen más dinero.

¿Qué hace diferente la enseñanza concertada a la privada, para que las familias se decanten por esta primera fórmula?
Obviamente la enseñanza concertada es más barata, pues cuenta con financiación pública y eso hace que sea gratuito todo lo que es la enseñanza reglada. Solo tiene que pagar los servicios y las actividades complementarias o extraescolares.

¿Es posible gestionar un Centro Concertado, hacerlo viable financieramente, y no ahogar a las familias con las (im)populares cuotas?
Hay muchos centros concertados con cuotas muy bajas o incluso sin cuotas, y en todo caso observo una importante dimensión social en la inmensa mayoría de los centros concertados, que tratan con especial atención a las familias de menos recursos.
  
La Comunidad de Madrid ha asistido los últimos 8 años a una eclosión de iniciativas privadas en la gestión de Centros Concertados. ¿Cómo se pueden beneficiar las familias de esta pluralidad educativa?
Me parece que se han beneficiado mucho de esos nuevos centros concertados, pues hay decenas de miles de familias madrileñas a las que, gracias a ellos. se les ha hecho posible acudir a un centro concertado. Si en esos nuevos PAUs o esos municipios que han crecido tanto, no se hubieran promovido esos nuevos centros, casi todas esas familias se habrían quedado sin el derecho a elegir un centro concertado.

El escenario educativo al que nos enfrentamos para los próximos años está marcado por unas características: tecnología y entornos colaborativos. ¿Cómo gestiona la enseñanza concertada estos nuevos modelos educativos?
Observo que tanto la enseñanza concertada como la privada y la pública están respondiendo a ese reto con un gran dinamismo. Me parece que la natural competencia que ha despertado el descenso de natalidad va a acabar siendo un aliciente para la mejora de todos.

Sin embargo, para los profesionales docentes y mandos intermedios, la permanencia en un mismo centro suele estar más limitada y vemos así como un buen número de profesionales tienen que buscar nuevos proyectos educativos...
Creo que todos los docentes debemos tener la preocupación de reciclarnos, de aprender cosas nuevas, de dominar las tecnologías, saber inglés, etc., y que esa exigencia es buena para el sector y sobre todo es buena por la obligación que tenemos de dar un mejor servicio a los alumnos y familias. Y cambiar de centro de vez en cuando no es mala cosa, pues contribuye a combatir la rutina y el acostumbramiento.

¿Cuáles son las principales vías de financiación para que un centro educativo concertado sea sostenible (financieramente)?
La principal es la financiación pública que se recibe. Lamentablemente, es evidente para todos que esa financiación siempre ha resultado insuficiente, y que además son partidas que llevan congeladas muchos años. Eso hace que la supervivencia de los centros dependa de la oferta de servicios y de actividades complementarias y extraescolares, que son voluntarias y eso hace que los centros tengan que esforzarse mucho por mantener alta su calidad para que eso les permita salir adelante.

Hablando de "finanzas", parece que la tormenta de la crisis se desvanece.... ¿El impulso de la economía permitirá crecer a la enseñanza concertada?
Diría que la tormenta de la crisis amaina un poco pero está aún lejos de desaparecer. Sigue habiendo muchas familias en paro o con empleos precarios, y se nota mucho en las escuelas. Esperamos que el impulso que va tomando la economía alivie tantos sufrimientos que vemos en tantas familias, y que además contribuya a aliviar el agobio económico que hay en muchos centros, que en algunos de ellos resulta enorme.

Los periodos de matriculación en la enseñanza concertada hace que todos los centros pongan las cartas boca arriba, con el foco puesto en conseguir cuantos más alumnos mejor. ¿Cómo o con qué elementos diferenciadores debe jugar un colegio concertado para sobresalir frente al resto?
Creo que el principal es la buena atención a los alumnos y familias, que los alumnos aprendan, que se transmitan valores, que haya buen nivel de inglés, que funcione bien el comedor, que estén presentes las tecnologías…, en fin, muchas cosas, que componen un conjunto que tiene que resultar atractivo para las familias, que, afortunadamente, son muy exigentes.

Por último, ahora que se habla tanto del ecosistema emprendedor, ¿cómo activa la CECE la emprendeduría entre los alumnos desde la base?
El emprendimiento debe estar presente de modo transversal en la escuela. Debe estar en los propios profesores y directivos, que se atreven a innovar, a poner en marcha proyectos y asumir riesgos. También en las familias, que deben apoyar al colegio en esos proyectos y ayudar a que salgan adelante, y que ayudan a que nadie se quede sumido en la rutina. Puede haber temas reglados y actividades complementarias dedicadas al emprendimiento, pero sobre todo es un espíritu que se ha de respirar en la vida diaria de la escuela.