martes, 16 de julio de 2013

"EL USO DE PDI INCREMENTA LA ATENCIÓN DEL ALUMNO"

Conscientes de la importancia de adecuar el catálogo de productos a la época actual, Singladura ofrece a sus clientes Pizarras Digitales y Pizarras Digitales Interactivas (PDI). Singladura es distribuidora de los productos de IQBoard y hemos estado charlando con el equipo de IQBoard España, los cuales nos han dado pistas muy interesantes sobre, entre otras cosas, cómo sacar el mayor partido posible a una PDI en el aula.


¿Cuál es la diferencia entre una pizarra digital y una pizarra digital interactiva?
Una Pizarra Digital está compuesta por un proyector, un ordenador y una superficie sobre la cual proyectar la imagen; mientras que  una pizarra digital interactiva está compuesta por un proyector, un ordenador y una superficie interactiva (que responde al tacto o al uso de un puntero).

¿Qué puesto ocupa IQBoard en el mercado?
IQBoard en la actualidad está situada entre las 4 primeras marcas de PDI en España.

¿Cómo se desmarca (IQ Board) de la competencia, a través de producto, por precio, o por ambas?
Se desmarca a través de una combinación de producto, precio y por abarcar todas las tecnologías como fabricante de pizarras a nivel mundial.

¿Qué soluciones ofrece IQBoard al sector educativo en Pizarras digitales interactivas?
IQBoard ofrece las siguientes soluciones interactivas: Táctil Resistiva, Electromagnética, Infrarrojos y Óptica Táctil.

¿Cómo o en qué medida mejora el desarrollo una clase con un profesor empleando una PDI?
Una PDI permite a un docente combinar las nuevas tecnologías, el acceso a Internet, software y contenidos desarrollados a medida con los sentidos de la vista el oído y el tacto, dando lugar a una implicación mucho más productiva por parte de los alumnos y de los profesores. Todo ello, en definitiva, favorece la enseñanza.

¿Cuáles son los beneficios directos para un alumno que se le instruya mediante una PDI?
Desde nuestra experiencia, un alumno que reciba el contenido de las asignaturas mediante una PDI obtiene una serie de beneficios directos, entre los que destacamos:
- Mayor motivación y participación de los alumnos al ser un recurso que hará la clase mucho más dinámica y entretenida.
- Facilita la comprensión y sus estrategias de auto aprendizaje.
- Posibilita al alumno desarrollar sus habilidades de presentación frente a sus compañeros y aprender de sus errores a la hora de realizarlos.
- Aquellos alumnos con problemas de vista y/o audición podrán seguir el curso normal de la clase más fácilmente, puesto que se potencia –en especial- estos dos sentidos al emplear una pizarra digital interactiva.
- Las técnicas de enseñanza son constantemente renovadas y actualizadas por parte de los profesores y variarán según el tipo de alumno al que se dirigen. Esto implica una enseñanza más personalizada y profesional que siempre favorece al alumno.

En cualquier caso, el uso de una PDI implica una actividad recíproca, es decir, una comunicación en una doble vía, y que se produce entre personas y/o dispositivos. De este modo, los estudiantes se convierten en participantes activos del proceso de aprendizaje, no como meros receptores pasivos de información y/o conocimiento.

Una gran parte del profesorado (quizás los más mayores) son reacios a tener que acoplarse a estas nuevas tecnologías. ¿Cómo se puede motivar o incentivar al profesorado (al joven y no tan joven) para que deje de lado el clásico encerado en beneficio de una PDI?
Se les puede motivar exponiéndoles las ventajas de su uso para ellos y las ventajas para los alumnos.  Pero estarán motivados, sobre todo, si se les forma para que sepan realmente cómo exprimir estas nuevas tecnologías en las aulas. Esta formación debe formar parte del continuo reciclaje al que se somete cualquier profesional cuando el entorno, el contexto, los medios y los receptores lo exigen.

Para que un profesor emplee una PDI debe haber detrás una metodología adaptada al dispositivo. ¿Qué formación ofrece IQBoard a los centros educativos para que los docentes obtengan el máximo provecho?
La formación con el uso de la PDI en el aula debe llevar una metodología al igual que lo ha hecho siempre la formación antes de la llegada a las aulas de las PDI. Desde IQBoard ofrecemos varios modelos de Formación para que los profesores aprendan a enseñar usando la PDI. Estos modelos pueden ser presenciales o vía web, adaptándonos así  a todas las necesidades.     

Uno de vuestros distribuidores es Singladura. ¿Qué motivos os empujó a elegir a Singladura como uno de vuestros principales distribuidores?
Desde un principio buscamos posibles sinergias con esta empresa por su más que evidente presencia en casi todos los colegios de ámbito nacional. Como empresa especializada en venta de mobiliario escolar el aula interactiva es una evolución del encerado tradicional. La proactividad de Singladura con IQBoard y nuestros productos siempre ha sido muy sencilla porque, a medida que los colegios solicitaban estas nuevas tecnologías en el aula, se lo pedían a su proveedor de toda la vida: Singladura.

Los responsables de las áreas de finanzas de un centro educativo ven la adquisición de este tipo de dispositivos como un gasto (a veces difícil de asumir). Esboza por favor en 4 pinceladas por qué no es un gasto, sino una inversión que anime al Director de un Centro a comprar PDI.
Es una clara ventaja competitiva el hecho de dotar a sus aulas con las nuevas tecnologías; y los padres lo saben -y lo exigen- para que la enseñanza que reciben sus hijos sea más completa y profesional. Si los centros educativos no se renuevan perderán alumnos, que se marcharán a otros centros más avanzados tecnológicamente. Las pizarras ya se han convertido en un "standard" del mobiliario escolar y en un bien tangible del que cada colegio dependerá para tener constantemente motivado a sus profesores e ilusionados a sus alumnos pero, sobre todo, con padres satisfechos con la educación que reciben sus hijos en los colegios. Afortunadamente, el mundo gira en torno a las nuevas tecnologías y la PDI está dentro de ellas.