lunes, 22 de julio de 2013

AMUEBLANDO TODO UN COLEGIO

A punto de hacer las maletas en busca de las merecidas vacaciones, y mientras la práctica totalidad de los colegios cierran sus puertas hasta Septiembre, Singladura continúa esforzándose duramente para que todos los Centros Educativos estén perfectamente equipados. Uno de nuestros clientes es el Colegio Edith Stein y Singladura ha entrevistado a su director, D. José Pedro Fuster, el cual nos ha abierto las puertas de su colegio, mostrándonos aulas, laboratorios, capilla, comedor...


Fachada principal del colegio

Háblanos del Colegio Edith Stein, ¿a cuántos alumnos puede albergar?, ¿qué plantilla tiene y qué puede aportar en el barrio un colegio tan innovador?
El colegio Edith Stein nace con la intención de favorecer la franja sur de Madrid bajo un proyecto innovador y de alta calidad en la que podamos desarrollar todas las capacidades intelectivas, volitivas, afectivas y trascendentales de todos nuestros alumnos. Es un proyecto que aspira a albergar un total de 1800 alumnos en un periodo de cuatro años más. En la actualidad, vamos a iniciar nuestro quinto año de andadura como centro educativo de nueva creación con cerca de 900 alumnos. Para ello, contamos con una plantilla joven y dinámica. Joven, porque la edad media de nuestro profesorado es de 32 años, y dinámica porque son vocacionales, entusiastas,  y tienen verdaderos deseos de actualizar continuamente sus conocimientos.
D. José Pedro Fuster nos enseñó amablemente las instalaciones.
¿Por qué se eligió Singladura?
Elegimos Singladura por su amplia experiencia dentro del sector educativo. Para el responsable de un Centro Educativo es una tranquilidad contar con un equipo de expertos que sepan asesorar y aconsejar en función de una serie de variables: número de líneas, enfoque del centro en una dirección concreta
¿Es una tranquilidad su garantía de 25 años?
Por supuesto que es una tranquilidad. Lo que más me llamó la atención es su manera de organizarse. No tuve que ir detrás de ellos para decirles que se habían equivocado de clase. Cogen todas  las indicaciones a la primera. Mantuve tres reuniones previas con Curro y no era necesario ya, repetir las cosas. Esto me gusta de un proveedor. No era fácil, porque había que amueblar 50 aulas junto a sus laboratorios, aulas de tecnología, salón de actos, aulas de desdoble… Pero, más allá de esa tranquilidad es una absoluta necesidad.
¿En qué rango de precios se sitúa Singladura?
Fuster se decantó por sillas más caras, a sabiendas que "lo barato..."
Singladura nos sorprendió en este aspecto, al contar con un amplio rango de precios. Sin embargo, para el Colegio Edith Stein, hemos optado por material de un alto nivel, con unos precios elevados. Sin embargo, y por mi experiencia como profesional de la educación y como director de un centro educativo, puedo asegurar que “lo barato sale caro”. Muchas de las sillas destinadas a niños entre 4 y 14 años superan en precio a un estándar medio de precios; pero debido a su alta resistencia, son sillas que durarán bastantes años más. Con lo cual, al final, lo caro resulta barato. Son posiblemente nuestra mejor inversión. No sólo son sillas muy cómodas, siguiendo una postura natural del niño; sino que además nos otorga la tranquilidad de que durará el paso de muchos cursos.
¿Qué se encargó a Singladura, en materia de mobiliario?
Visto el catálogo de productos de Singladura decidimos encargarle el 100% de nuestras necesidades en materia de mobiliario escolar: despachos, salas de profesores, biblioteca, laboratorios de química, de dibujo, pizarras digitales, capilla, aulas, etc. El colegio dispone además de un “aula bebé” para que los profesores del centro -que hayan sido papás- puedan dejar a sus hijos durante la jornada lectiva: cunas, tronas, parque infantil…Todo lo necesario para la comodidad de los más pequeños.
El colegio cuenta también con una Enfermería. Todo el material fue encargado a Singladura: camilla, biombos, armarios para guardar medicamentos…
¿Cómo ha sido el proceso de instalación?
El colegio Edith Stein lleva funcionando ya 4 cursos escolares pero al principio estuvimos ubicados en módulos prefabricados mientras se construía el centro. Durante nuestro último curso -antes de entrar en el edificio físico- encargamos a Singladura todo el material escolar. Singladura se comprometió a amueblar el 100% de las instalaciones en el tiempo acordado para que en septiembre pudiera estar operativo.
El cumplimiento de los plazos establecidos, en tiempo y forma, permitió a la dirección del centro centrarse en su actividad educativa y dejar a los profesionales de Singladura acometer su trabajo.
Contar con 25 años de garantía supuso una gran tranquilidad para el Grupo Chesterton Educación

Tanto el comedor (arriba), como la capilla (abajo)  han sido instalados por Singladura



¿Dejaron las clases perfectamente instaladas y rematadas?
Uno de los motivos de peso por el que nos decantamos por Singladura fue por la profesionalidad de ellos en la instalación de las aulas. Sus dos décadas de experiencia en el sector les convierten en expertos conocedores. Dicha experiencia se traduce en tranquilidad para el cliente, al comprobar éste que efectivamente todo quedará perfectamente rematado.
Después de una dilatada experiencia laboral en diversos centros, ¿cree que los centros educativos deben luchar por una especialización en algún área en concreto?
Sin lugar a dudas. Durante los últimos diez años la práctica totalidad de los centros educativos han atraído –primero- a nuestros alumnos gracias a las instalaciones deportivas; más tarde por el bilingüismo. Ahora los padres son muy exigentes con la educación de sus hijos en un entorno global. Desde el Colegio Edith Stein creemos que además de mostrar el currículo oficial debemos aportar un plus. Y esto lo conseguimos, entre otras cosas, gracias a la formación que ofrecemos a las familias y al profesorado a través del Aula Educativa en el que suceden una serie de ciclos de conferencias y eventos con ponentes al más alto nivel; un elenco de actividades extraescolares que potencian y desarrollan el hemisferio derecho del cerebro; una escuela de coaching y mentoring para padres; y la creación de unas alianzas con empresas educativas que favorecen y potencian nuestro proyecto educativo.


La clave es la diferenciación. El Colegio Edith Stein cuenta para ello con modernos laboratorios para que los niños                puedan llevar a cabo experimentos de manera completamente segura.



El Colegio quiere otorgar una gran importancia a las prácticas de los alumnos: Arriba, horno para prácticas de laboratorio y enfermería. Debajo, otro laboratorio y el salón de actos con butacas plegables por gravedad.