viernes, 14 de junio de 2013

CÓMO AHORRAR ESPACIO EN EL SALÓN DE ACTOS

Se acerca el fin de curso. Graduaciones, festivales…El salón de actos se convierte por unos días en el espacio más solicitado. Para una gran mayoría de directores esta pieza es clave, esencial. Un espacio donde converge una buena parte de la esencia de la actividad educativa tanto a través de los festivales (fin de curso, Navidad, etc.), como de diversos eventos que puedan llevarse a cabo.

El salón de actos, con capacidad para 646 personas,ofrece una
gran amplitud a cada usuario.
Hoy hemos estado charlando con D. Carlos Martínez Encabo, Director del Colegio Juan Pablo II (Alcorcón) y perteneciente a la Fundación Educatio Servanda. Martínez nos ha señalado por qué para este Centro es primordial disponer de dicho espacio; y, también, por qué eligieron a Singladura como proveedor.

El Centro Juan Pablo II se decantó por Singladura al ofrecer soluciones que combinaban funcionalidad, durabilidad y ergonomía. Martínez recuerda que los niños pasan mucho tiempo sentados –tanto en pupitres como en sillas de laboratorio, salón de actos, etc.- y todas las sillas proporcionadas por Singladura aportan una gran comodidad y ergonomía, algo esencial para evitar problemas de crecimiento a posteriori en los alumnos.

Las butacas plegables por gravedad permiten ahorrar hasta un 20% de 
espacio respecto a fórmulas convencionales.

Mantenimiento cero
Además, “Singladura nos sorprendió gratamente al sugerirnos soluciones de butacas que -en posición plegadas- ocupan 20 centímetros, dejando así mucho espacio para las piernas, y pasillos muy anchos en caso de evacuación, permitiendo al Colegio incrementar hasta en un 20% la cantidad de asientos en los mismos metros cuadrados, sin sacrificar la comodidad. Además, el sistema de plegado es por gravedad lo que elimina todos los costes de mantenimiento que traen consigo los sistemas de muelle ”, ha comentado Martínez. El salón de actos tiene un aforo de 646 “comodísimas butacas, personalizadas cada una de ellas con el logo de la Fundación", recalca Martínez.

Martínez da fe de la comodidad y ergonomía
de las butacas de Singladura.
Para éste era esencial contar con un gran salón de actos. “El Colegio Juan Pablo II es el primer centro educativo promovido por la Fundación, el buque insignia; y era muy importante para nosotros contar con un gran espacio que sirviese no sólo al Colegio, sino a toda la Fundación, en su vocación de servicio a la sociedad”, ha comentado Martínez.

El Colegio se encuentra ahora en su tercer año de vida, pasando de 280 alumnos en sus inicios a más de 800 en la actualidad, y con unas previsiones de alcanzar los 1500 alumnos en poco tiempo. Por ello –como ha explicado Martínez- “con estas previsiones de crecimiento, se hizo necesario contar con un espacio común con capacidad suficiente donde albergar los diferentes eventos que se realizan durante el curso escolar”.

 Más información www.singladura.net o en el teléfono 91 776 25 70